A refugio del “Rastretjador”

Llueve insistentemente y la humedad insidiosa se apodera poco a poco de nuestro habitáculo.

El calefactor no funciona como debe y se para recurrentemente, se ha estropedado el termostato.

Precisa una intervención de urgencia y mientras Amparo prepara el marmitaco le abro las entretelas al fiel aparato. Me da pena tirarlo, ha sido eficiente hasta hoy.

Desguazado, me muestra sus intimidades y decido baypasear su mal funcionamiento. El resto, ventilador y resistencia, no se han alterado. Al cabo de un rato, sin quejarse pero un poco remendado nos proporciona aire caliente de nuevo.

20° eso es lo adecuado.

Nos comemos el marmitaco más tranquilos con la seguridad de una sobremesa confortable.

Sigue la lluvia, la de todo el año parece. Más arriba, en Besurta el agua es nieve y ya nos lo anuncia la página del refugio.

Ahora solo falta que se disipen las nubes y salga el sol. Ha pasado otras veces, eso da confianza.

Entre tanto comentamos por el Facebook la vestimenta del coletas, parece muy importante en estas elecciones donde no hay cosas importantes que tratar salvo el ” y tu más “.

Como niños. Lo que no se si se refiere a ellos o al nosotros.

Anuncios
Publicado en MOMENTOS | Deja un comentario

LA FONT DE LA GOTA

Hoy el sol apenas contrarresta el helado vientecillo que nos envuelve. La temperatura sin embargo es agradable a pesar de la brisa fresca, no molesta mientras caminas, pero cuando te detienes particularmente a la sombra, la quietud se hace incómoda así que buscas el sol para aliviarte.

La Calderona, como la montaña en general, es un mundo de contrastes. La sequedad general de los paisajes de solana se convierte en frondosa vegetación que ocupa las umbrias de las barrancadas húmedas. La font de la gota y el barranco que la bordea mantienen agua y pequeños animalitos que le adornan de vida, a pesar del año ciertamente severo de sequía.

Un cartel advierte al caminante que el agua no es apta para el consumo, al tiempo que un delgado y sonoro hilillo “regalima” a la pila que la recoge invitando a beber con su murmullo. Satisfago mi deseo hídrico bebiendo de mi botella que contiene tambien zumo de limón.

Es miercoles y pese a ello nos cruzamos con varios ciclistas, unos subiendo hacia Tristán y otros en dirección opuesta hacia Porta Coeli, ambos intentan mejorar sus marcas para alguna carrera o quizá tan solo mejorar la salida del próximo domingo. Para nosotros significa disfrutar del paseo y mantener las piernas ágiles para que los pirineos nos sean livianos y accesibles.

Echamos horas en la Calderona desde hace años, por proximidad y también por un cariño a la tierra que desarrollas en el lugar donde vives, a mi me parece natural y general ese sentimiento. Nos gusta encontrar y enlazar nuevos y viejos senderos en nuestra particular caja de Skinner.

Hoy cuando llegamos a la fuente de la gota siento la nostálgia que transmiten las numerosas casas que salpican el vallecito próximo, un gran número de ellas cuelgan en la valla el cartel de “Se Vende”. Aquellas construcciones pioneras llevan en sus muros y en el aspecto, la factura ilusionada de los que las construyeron, a veces con pocos medios y desigual resultado. Ahora han perdido su sentido, como la fuente que acompañan. Un debil flujo de agua que no humedece los labios porque los labios no la desean.

Para nosotros sin embargo no pasa desapercibida ni el agua ni su construcción que embellecen el camino y lo acompañan. Como los antiguos aljibes que salpican la sierra y que lentamente se derrumban, me parecen monumentos a un pasado y a sus gentes, la quintaesencia del parque. No tienen estas fuentes y aljibes el porte de “la pantera Rosa” pero son incomparablemente más bellas.

La observo con cariño y nos hacemos fotos, alegres por su presencia, guardo sus imágenes en el albúm de mi corazón porqué tienen un lugar privilegiado en el recuerdo. Son hitos en los paseos por el oeste de la sierra.

27-3-19

Publicado en MOMENTOS | Deja un comentario

RECUERDOS DE ESTÓS

RECUERDOS DE ESTÓS

El sol se pone detrás del imponente Posets y el valle de Estós nos muestra una bella imágen cenicienta como regalo al atardecer, poco antes de disfrutar una relativa soledad con la cena en el refugio. Solo el guarda Joaquin y su perro Cantal nos acompañan. Entre semana y a finales de febrero no acuden muchos visitantes y el bullicioso ambiente de verano solo es un recuerdo en este refugio a 1850 metros de altura rodeado de nieve.

Este año no nos podemos quejar de la actividad invernal, suficiente nieve para disfrutar y un tiempo excepcional para que nuestra menguada forma nos permita estas aventurillas sin resentirnos. Hemos subido despacio con nuestros pequeños grampones sin demasiados problemas hasta la cabaña del Tormo, allí la nieve cedía bajo nuestro peso y nos hundíamos hasta más arriba de la rodilla en ocasiones, pero la huella que había dejado el quaq oruga del refugio nos ha permitido pisar la costra helada en general, sin romper la pequeña autopista crujiente que nos permitía progresar con mas comodidad.

Hacía años que habíamos visitado el refugio para acceder luego a los lagos de Batisielles acompañados de nuestro amigo Paco, en una marcha por la GR viniendo del refugio de Viados, durmiendo en la cabaña de Añes Cruces. Por la mañana, al despertar, unos asustados sarrios se alejaron de nosotros corriendo montaña arriba como si cayeran, su velocidad y potencia nos dejaron admirados, al tiempo que reflexionábamos sobre el peso de nuestras mochilas de travesía.

Pasados algunos años, en verano, hicimos otra excursión por el valle, esta vez acompañados de nuestra amiga Amparo, sin embargo había que volver y despues de un corto paseo hasta la fuente, un poco más arriba de la ermita de Santa Ana iniciamos el regreso. Hacía calor y no era un caminar agradable. Año tras año íbamos postergando revisitar el valle eligiendo otros objetivos más novedosos. Así este febrero llegó la ocasión.

Caminamos hasta el refugio desde el parquing que hay un poco más arriba del desvío de la pista, a la que se accede por la izquierda de la carretera que sube a los llanos del hospital desde el puente de San Jaime. Un valle abierto y soleado, coronado por cumbres importantes a ambos lados, cubierto de una capa gruesa de nieve y en contraste con un cielo de color azul alpino, resulta ser un paisaje muy agradable. El silencio, solo roto por nuestras pisadas rítmicas sobre el hielo, la conversación, el murmullo del agua de la fuente o del torrente que pasa por las Aigüetes de Batisielles, forma parte de la experiencia. Este camino asciende por una pendiente contínua pero amable para una vez alcanzada la cabaña del Tormo elevarse en zig zag y penetrar por la garganta al valle superior.

Cuando llegamos a la vista del refugio experimento un doble sentimiento en el que se mezclan la satisfacción y la nostalgia, porque ahora el sol se pondrá y el frío se adueñara del ambiente mientras nosotros estaremos al abrigo y al calor de la estufa de leña, pero al mismo tiempo me queda la pequeña decepción del final de la excursión de hoy.
Cantal sale a recibirnos moviendo el rabo y en el interior Joaquin, el guarda, prepara unas lentejas estofadas y unas albóndigas de carne que consumiremos con placer en la cena.
Por eso la foto elegida entre muchas, es la que acompaña este pequeño comentario, la que más describe el final de nuestro día cuando el sol se pone: Serenidad, belleza y satisfacción.

25-2-2019

Publicado en MOMENTOS | Deja un comentario

CABAÑA CERBILLONAR

P1000293

A orillas del Ara y al pie del Comamchibosa hay una pequeña casita de piedra, un refugio de pastores que permite sentir abrigo en noche frías o lluviosas.

Cuando era joven y comenzaba andar por la montaña,desarrollé un aprecio por estos lugares alejados, con olor a humo y grafitis sencillos: “aqui estubo el pera el 12-12-12 “. Eran acogedores refugios para pastores y también los aprovechábamos jovenes con pesadas mochilas que no llevábamos un duro en el bolsillo.

Tampoco hacía falta mucha ”plata” porqué en el monte solo es peso; era mucho mejor el pan de medio , la lata de sardinas y el chorizo, todo barato pero sustancioso. Aquellas cabañas y sus alrededores que servían de centro de gravedad para plantar las pesadas tiendas de algodón, eran el lugar de reunión de los que hacíamos cultura y valor de lo agreste, de lo alto y lo profundo.

Siempre que nos es posible, Amparo y yo rememoramos tiempos de juventud pernoctando en estas construcciones recias, austeras en comodidades. La luz de la vela, es verdad que se ha sustituido por los frontales de gran potencia y duración, pero el efecto anímico es muy parecido.

Cerca de la cabaña que lleva el mismo nombre que el pico próximo no hay agua potable, sin embargo existe si una surgencia que desparramada entre los canalillos de la vegetación del sotobosque, utilizamos como fuente en la visita que le hicimos.(Debidamente hervida y clorada) Resulta una actividad entretenida y como me gusta la sopa es una buena excusa para tomarla.
Aquella sopa de pan de nuestros ancestros es perfecta para estas ocasiones y Amparo obtiene resultados de maestro druida.

Las estrellas en la noche son de un brillo y cantidad exuberante sobre un fondo profundo y oscuro, sensación que intento acrecentar tendiéndome en el verde prado en decubito supino, hasta que experimento la ilusión de estar colgado a la inversa sobre un inmenso vacío vertiginoso. Entonces solo me encuentro sujeto por una fuerza extraña que me retiene por la espalda.

Las nubes y las tormentas por el contrario son capaces de transmitir un temor contenido, observacional y experimental. En medio de cascadas de agua, a veces granizo, grandes aparatos electricos y sonoros se acercan, cuando se alejan te hacen sentir alivio. Expectaculos grandiosos que te hacen admirar la meteorología fuera de las pantallas de plasma.

Al pie de la vertiente española del Vignemale, en aragones Comachibosa, a orillas del Ara y a unas tres horas del magnífico puente de Bujaruelo, se encuentra a 1800 metros de altitud,lo que a mi me parece un lugar magnífico. Hay más y otro día traeré sus imagenes y recuerdos.

Publicado en MOMENTOS | Deja un comentario

DEFENDER LA FE

Visitar la cueva de Zugarramurdi es una actividad entretenida y al tiempo ilustrativa.

He de confesar sin embargo que me acerqué a la localidad con prevención de turista, mentalitad que intento diluir porqué me he dado cuenta de lo inevitable y justificado del hecho de adornar los propios méritos locales. A veces, se hace con gran acierto y otras no tanto, pero casi siempre puedes deducir cosas que resultan interesantes. Siempre que puedo visito los museos, esta vez a pesar de denominarse “ de las brujas “ también compré mi entrada después de visitar físicamente las cuevas, aprovechando el descuento que ofrecía el doble itinerario.

La visita comienza, en el salón de actos del propio museo, con el visionado de un documental breve que pone al visitante sobre aviso de lo que va a ver, leer y escuchar. Es un resumen vertebral y por ello no hay que perderselo. Al terminar sentí la satisfacción de no haberme equivocado, iba a contemplar una interpretación de un hecho histórico, cosa que me gusta mucho y que sucedió entre los años 1609 y 1614. Una persecución con dividendos que ya había sido experimentada con éxito en cátaros y albigenses en el siglo XII y que los reyes más católicos del orbe cristalizaron en 1478 creando el “ Consejo de la suprema y general inquisicion”.

En el 1600 la empresa había crecido y disponía de 21 tribunales como el de Logroño que investigaba e impartía justicia en Navarra, Vizcaya, Araba y Guipuzqua. Como ahora, la ciencia y las reformas ponían en peligro la hegemonía. No había Internet pero en los mercados, el pueblo llano participaba de los “Fakes” , los chismes y los “ memes” , donde supuestamente los mensajes ortodoxos penetraban con dificultad.

La fantasía, la cocina, el “ saber popular” y la imitación, probablemente actuaban sobre jovenes deseosas de un conocimiento “trascendente” e inmemorial.

Aquellas reuniones que se denominaban “ Sabbat o Aquelarre “ y se celebraban en las cuevas de Zugarramurdi no serían muy bien vistas por aquellos legisladores que formaban parte de una maquinaria muy bien engrasada y tenía que presentar su cuenta de resultados.

Cuando todo el entuerto popular, surgido en el pueblo por la afirmación de una jovencita que se sentía bruja, se había solucionado y todos los habitantes se habían perdonado, llegó la investigación del tribunal inquisitorial. Entre 1609 y 1614 el “ Crimen Magiae “ proporcionó al tribunal 11 personas para quemar, en vivo o en esfigie ( muñecos a tamaño natural ) y otras 42 fueron castigadas de diversas formas.

En los años siguientes 1802 personas se declararon brujas y se registraren más de 5000 nombres de sospechosos/as.

En cifras económicas el auto de fé costó 2541 reales. Como en las fallas de València, dio lugar a tareas accesoria, como construir las esfigies ( esculturas para quemar ) y los sambenitos ( trajes de los condenados para la ocasión ) que costaron 142 reales y el pintado, realizado por un artista del momento, 130 reales.

Una pequeña pincelada de lo que pude ver en el museo de las brujas de Zugarramurdi.

Me atrevo a decir que si van como yo de turismo por Navarra, les recomiendo que se acerquen. Les gustará el pueblo, el paisaje, la cueva y el museo.

Pienso que el viaje se trata de eso: De ver, oir, gustar y reflexionar itinerantes.

Visitar la cueva de Zugarramurdi es una actividad entretenida y al tiempo ilustrativa.

He de confesar sin embargo que me acerqué a la localidad con prevención de turista, mentalitad que intento diluir porqué me he dado cuenta de lo inevitable y justificado del hecho de adornar los propios méritos locales. A veces, se hace con gran acierto y otras no tanto, pero casi siempre puedes deducir cosas que resultan interesantes. Siempre que puedo visito los museos, esta vez a pesar de denominarse “ de las brujas “ también compré mi entrada después de visitar físicamente las cuevas, aprovechando el descuento que ofrecía el doble itinerario.

La visita comienza, en el salón de actos del propio museo, con el visionado de un documental breve que pone al visitante sobre aviso de lo que va a ver, leer y escuchar. Es un resumen vertebral y por ello no hay que perderselo. Al terminar sentí la satisfacción de no haberme equivocado, iba a contemplar una interpretación de un hecho histórico, cosa que me gusta mucho y que sucedió entre los años 1609 y 1614. Una persecución con dividendos que ya había sido experimentada con éxito en cátaros y albigenses en el siglo XII y que los reyes más católicos del orbe cristalizaron en 1478 creando el “ Consejo de la suprema y general inquisicion”.

En el 1600 la empresa había crecido y disponía de 21 tribunales como el de Logroño que investigaba e impartía justicia en Navarra, Vizcaya, Araba y Guipuzqua. Como ahora, la ciencia y las reformas ponían en peligro la hegemonía. No había Internet pero en los mercados, el pueblo llano participaba de los “Fakes” , los chismes y los “ memes” , donde supuestamente los mensajes ortodoxos penetraban con dificultad.

La fantasía, la cocina, el “ saber popular” y la imitación, probablemente actuaban sobre jovenes deseosas de un conocimiento “trascendente” e inmemorial.

Aquellas reuniones que se denominaban “ Sabbat o Aquelarre “ y se celebraban en las cuevas de Zugarramurdi no serían muy bien vistas por aquellos legisladores que formaban parte de una maquinaria muy bien engrasada y tenía que presentar su cuenta de resultados.

Cuando todo el entuerto popular, surgido en el pueblo por la afirmación de una jovencita que se sentía bruja, se había solucionado y todos los habitantes se habían perdonado, llegó la investigación del tribunal inquisitorial. Entre 1609 y 1614 el “ Crimen Magiae “ proporcionó al tribunal 11 personas para quemar, en vivo o en esfigie ( muñecos a tamaño natural ) y otras 42 fueron castigadas de diversas formas.

En los años siguientes 1802 personas se declararon brujas y se registraren más de 5000 nombres de sospechosos/as.

En cifras económicas el auto de fé costó 2541 reales. Como en las fallas de València, dio lugar a tareas accesoria, como construir las esfigies ( esculturas para quemar ) y los sambenitos ( trajes de los condenados para la ocasión ) que costaron 142 reales y el pintado, realizado por un artista del momento, 130 reales.

Una pequeña pincelada de lo que pude ver en el museo de las brujas de Zugarramurdi.

Me atrevo a decir que si van como yo de turismo por Navarra, les recomiendo que se acerquen. Les gustará el pueblo, el paisaje, la cueva y el museo.

Pienso que el viaje se trata de eso: De ver, oir, gustar y reflexionar itinerantes.

Publicado en MOMENTOS | Etiquetado | Deja un comentario

JOAN FUSTER. Casa museo.

La estancia en la playa ha proporcionado la ocasión para visitar la casa museo de Joan Fuster en Sueca.

Para Amparo y para mí, la figura del escritor Joan Fuster ha sido una gran desconocida, a pesar de nuestra coexistencia temporal entre los años 1970 y 1992 en lugares tan próximos como Sueca y València, lo cual interpreto como un enorme vacío en nuestra cultura que esperamos remediar.

Cuando llegamos a Sueca, para orientarnos, preguntamos a un matrimonio que está sentado a la puerta de su casa:

—¿Por favor el museo Joan Fuster ?— pregunta Amparo desde la ventanilla del vehículo.

La mujer susurra algo al marido y éste le contesta soto voce: —Son catalans.

Nos quedamos sorprendidos por el comentario. Un instante después el hombre con gran amabilidad y empleando el valenciano como lengua de comunicación nos indica certeramente.

Salimos en la dirección que nos ha mostrado preguntandonos el porqué de la deducción sobre nuestro origen.

Amparo me sugiere una respuesta. Pese haber hablado durante toda la interlocución en castellano, ha terminado la pregunta con “Joan Fusté” en lugar de pronunciar un Fusterrr sonoro. Eso ha sido toda la pista que el hombre ha tenido para explicarle a su esposa nuestro posible origen.

La casa museo está situada en la calle San Jose n° 10 y la forman la propia casa de Joan Fuster y la anexa, una casa burguesa de Pascual Fos.

Nos reciben Pilar y Anabel que son las guías que esta tarde están al cuidado del edificio y su contenido. Tenemos mucha suerte porque es sábado, el penúltimo día de la primera quincena de julio y la mayoria de personas están en la playa, así que somos, en ese momento, los únicos visitantes. Nuestras anfitrionas nos atienden, nos explican con numerosos detalles la vida y obra de Fuster y conversan con nosotros, lo que nos satisface enormemente.

De inmediato, el trabajo de Joan Fuster nos muestra su enormidad. Una colección personal de 25000 libros, 12000 revistas, 500 obras de arte, 2000 fotografias, 20000 cartas, todo ello exquisitamente referenciado en sus archivos personales, hace que nos quedemos boquiabiertos.

Su producción personal es enorme y se refleja también en el museo en los paneles explicativos y en la biblioteca.

Esta es una visita que recomiendo, especialmente a aquellos que, como nosotros, desconozcan a este gran escritor. Es un buen comienzo para iniciarse en el conocimiento de su obra.

Pilar y Anabel han hecho una gran labor en desasnarnos, lo que les agradecemos enormemente.

El museo a través de su pagina de facebook

Presenta numerosas actividades y hoy nos beneficiamos de la que a las 20,30 realizan Voro Garcia y su banda de Jazz que sacude nuestro juicio musical preconcebido.

Una deliciosa tarde que nos abre la puerta a un gran autor literario multifacético como Joan Fuster y también una rendija a la música de jazz con Voro Garcia.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

EUTANASIA

Siempre viene bien acudir al diccionario para evitar malas interpretaciones.

1 Acto de provocar intencionadamente la muerte de una persona que padece una enfermedad incurable para evitar que sufra.

2 Muerte sin dolores, molestias ni sufrimientos físicos.

La etimología no está de más, me gusta conocer el origen supuesto de las cosas. Del griego Euthanasia: Muerte dulce.

Sin embargo este preámbulo solo sirve para enmarcar mi opinión que seguidamente paso a exponer.

Hemos vivido tiempos en los cualquier opinión personal era de difícil publicación, incluso en la época del ciclostil y la vietnamita; el pasquín o la proclama requerían el consenso del partido o de la célula.

Ahora vivimos tiempos de individualidad y cada uno de nosotros, no sabemos por cuanto tiempo, tiene ocasión sin mucho esfuerzo de redactar su opinión sobre los temas de actualidad.

Es aquí donde no renuncio a manifestarla, sino que pienso es un deber comunicarla, hacerla pública.

La gran mayoría de personas no tiene en su vida más que unas pocas ocasiones de contemplar la muerte, generalmente un familiar con el que está implicado afectivamente, y de ese hecho quedará un recuerdo inolvidable.

Sin embargo en mi caso y por circunstancias muy particulares he acompañado en el acto de morir a muchisimas personas de todas las edades y padecimientos.

Cuarenta y cinco años de ejercicio como enfermero y quince de ellos en una unidad de cronicos y paliativos, proporcionan una muestra considerable.

He conocido personas para las que la vida no era un regalo ni un don, aún así habían aprendido, para ejemplo de todos nosotros, a vivir con dignidad y firmeza.

Sin embargo en otros casos, prolongar lo que llamamos vivir sin hacer distinciones en su sentido, es sencillamente ignorancia, desconocimiento del sufrimiento ajeno.

Vivir como acontecimiento cotidiano, no es lo mismo que vivir con dolor en una situación terminal cuyo último destino es la muerte.

Cuando digo dolor, tampoco es un concepto que la mayoria de las personas hayan podido experimentar como para tener referencias.

A ese dolor físico, hay que añadirle el desánimo, y el sentimiento que produce el hecho irremediable de una muerte cierta.

Es en torno a esta situación de muerte inevitable y dolorosa en donde tenemos que situar el contexto de la eutanasia ya que fuera de ello carece de sentido.

Así pues y para no aburrir, manifiesto mi total apoyo al esfuerzo del gobierno en perfilar, legislar y desarrollar una ley de eutanasia, para evitar así que la costumbre y la ignorancia no sean verdugos hermanados que se sumen al sufrimiento de la muerte.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario